Alt Millars: Diputación interviene en la mejora y conservación de los ríos con un proyecto en Fuente la Reina


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2017/3/155499_89186/1_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/3/155499_89186/2_M1.jpg
La Plana al Dia | Alt Millars | General | 17-03-2017
Diputación interviene en la mejora y conservación de los ríos con un proyecto en Fuente la Reina

La Diputación de Castellón, coordina actuaciones de mejora y conservación de los ríos en las zonas del cauce próximo a las depuradoras de aguas residuales, con la colaboración de la empresa responsable del mantenimiento y gestión de estas instalaciones, FACSA, el asesoramiento técnico de la Fundación LIMNE, entidad de custodia fluvial, y el ayuntamiento de Fuente la Reina. Se inicia una experiencia piloto donde se aplicarán técnicas innovadoras para el control de la caña invasora con la retirada de cañas y sustitución por vegetación autóctona pretende restaurar el río.

La caña americana (Arundo donax) está considerada, según la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN), como una de las 100 especies invasoras más peligrosas y nocivas a escala mundial por su capacidad de desplazamiento de la vegetación autóctona.

Se trata, por tanto, de una especie exótica e invasora, presente en densidades altas en la mayoría de las riberas de los ríos mediterráneos. Entre los efectos que provoca destacan: competencia y reducción de las especies autóctonas, una mayor evapotranspiración o el aumento del riesgo de inundación en episodios de lluvia torrencial, ya que es fácilmente arrancada y tapona los ojos de los puentes y otras infraestructuras. Las especies invasoras son uno de los principales peligros para la biodiversidad, al provocar la desaparición de las plantas y animales propios de cada región y modificar profundamente los ecosistemas típicamente mediterráneos.

Promovido por la Diputación, el Diputado de Medio Natural, Antonio Cases lidera una propuesta en Fuente de la Reina, donde la empresa FACSA y la Fundación Limne, en colaboración con el Ayuntamiento, pretenden acabar con ella, o cuanto menos controlarla, con ánimo de restaurar el estado ecológico del río y su capacidad de desagüe. El diputado declaró que las entidades implicadas tienen claro que sólo el desbroce de la parte aérea no sirve, ya que estimula el rebrote en el rizoma: “los brotes pronto se independizan de las reservas del rizoma gracias a una elevada tasa fotosintética”. El desbroce de la parte aérea no agota el rizoma y, por tanto, señalan que “como método único de control definitivo del cañaveral es ineficaz y contraproducente”.

Es por ello que combinarán dos actuaciones adicionales para erradicar la reproducción masiva de la invasora: tras el desbroce se colocarán temporalmente láminas de polietileno (plástico negro) sobre las cañas para que no reciban la luz del sol. Así, estas plantas no pueden realizar la fotosíntesis y se dificulta su crecimiento. Por otro lado, la otra técnica será la plantación de especies autóctonas en los márgenes, para que el bosque autóctono pueda realizar una exclusión competitiva y dar sombra a las cañas, para que así reciban menos luz. Este tratamiento contra el cañaveral, por tanto, también persigue proteger el bosque ribereño, cuya recuperación es otro de los objetivos que persigue la legislación europea en materia de aguas.

Según los organizadores “la aplicación de este tratamiento está recomendada en zonas de poca extensión, siendo muy efectivo en rodales localizados o cauces que atraviesan núcleos urbanos, donde la distribución de la especie invasora es de manera discontinua y en agregados”.

Desde la Diputación de Castellón se destaca la implicación coordinada de entidades de diversa tipología (empresa de gestión, una entidad de custodia y el propio ayuntamiento) en la conservación y mejora del patrimonio natural de la provincia.