Borriol: Más de 30 tn de leña para una hoguera que busca el 'record Guinnes'


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2018/1/167677_97684/1_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/1/167677_97684/2_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/1/167677_97684/3_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/1/167677_97684/4_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/1/167677_97684/5_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/1/167677_97684/6_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/1/167677_97684/7_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/1/167677_97684/8_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/1/167677_97684/9_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/1/167677_97684/10_M1.jpg
La Plana al Dia | Borriol | General | 14-01-2018
Más de 30 tn de leña para una hoguera que busca el 'record Guinnes'

Borriol vivió durante toda la jornada de ayer el día grande de los actos conmemorativos en honor a Sant Antoni. Y como es tradición, las actividades que tienen que ver directamente con la gran hoguera que se planta en la Plaça el Pou contran el eje de la fiesta. Una hoguera que se elabora con mas de 30 tn de leña y que de cara al próximo año la cofradía va a recavar información y, si es posible, conseguir que queda registrada en el libro Guinnes de los records como la hoguera de mayor peso.

Y es que no es la más alta grande ni la de mayor volumen, pero sí que creen que puede ser la de mayor peso ya que se trata de una hoguera maciza elaborada única y exclusivamente a base de troncos de algarrobo, naranjo, pino y almendro, principalmente. Una leña que desde primera hora de la mañana los 'santantonieros' fueron recogiendo portal a portal por todo el casco urbano del municipio.

La temperatura agradable favoreció la presencia de público en la calle y eso siempre es algo de agradecer para los integrantes de la cofradía y para una fiesta que sigue en auge tanto en el número de cofrades como de animales para tirar del carro cargado de leña y disfrutar de una jornada larga y cansada, pero muy festiva.

A medida que fue avanzando la mañana, la hoguera fue adquiriendo la forma piramidal que completó con la última descarga de troncos, ya por la tarde. Una hoguera a la que se prendió fuego por la noche y de la que todavía hoy queda un buen testigo, brasas y cenizas. El carro hizo varias descargas a lo largo de la mañana, pero la más importante, llamativa y cargada de emociones es la de la 'pujà pel Raval' que tiene lugar siempre entre las 13:00 y las 14:00 horas. Es el momento preferido por los vecinos y también por los visitantes que se acercan a ver el paso del carro cargado de leña y cómo los animales tiran de él en una empinada cuesta en la que, además, realizan tres paradas. Se trata de todo un alarde de fuerza, obediencia y coordinación captado cada vez más por cámaras y teléfonos móviles con los que se pueden captar la plasticidad de los momentos más bellos de la fiesta

La colocación de la leña en la hoguera es otra cuestión que merece la atención. Los troncos se van seleccionando uno a uno y se van colocando de manera estratégica atendiendo al tipo de leña, tamaño y estado de conservación de la misma. El motivo, que el fuego consuma primero la parte central de la hoguera y, de este modo, que ningún pedazo caiga al exterior, sino hacia el centro de la fogata y, así, evitar problemas a los espectadores y participantes de la fiesta que, a pie o a caballo, le pegan las tradicionales tres vueltas a la hoguera ya con ésta prendida. y es por ese motivo por el que son un grupo concreto de cofrades los encargados de organizarse y colocar la leña. Cada 'santantoniero' tiene su función a lo largo de toda la jornada y aunque parezca que todo sea fiesta, la organización es la que permite que se vivan unos días festivos sin incidentes a pesar de las aglomeraciones de gente y de la presencia y protagonismo de los animales en casi todo momento.

El programa para este domingo incluye la 'despertà', a las 9:00 horas, y la misa en honor al patrón de los animales (11:00 horas). Ya por la tarde (17:00 horas) tendrá lugar la procesión en honor a Sant Antoni en la que los animales irán engalanados con sus mejores ajuares.
El pilotari borriolense Pablo Linares ha sido este año el Cofrade de honor de las fiestas y sucedido en el cargo a Ángeles Tena Moliner. Vivió todos los actos desde el primero momento y no dudó en subirse al carro en el momento de la 'pujà pel raval' para disfrutar la fiesta desde "un punto de vista que no conocía, viendo la coordinación entre los animales y a toda la gente que dejaba paso al carro".