Burriana: Los comerciantes de naranjas compran huertos a bajo precio para cosecha propia


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2014/7/108929_58362/1_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2014/7/108929_58362/2_M1.jpg
La Plana al Dia | Burriana | Agricultura y Medio Ambiente | 24-07-2014
Los comerciantes de naranjas compran huertos a bajo precio para cosecha propia

Los comerciantes de la provincia están acelerando en la actualidad la compra de fincas rústicas para cultivar ellos mismos diveras variedades de naranjas. El último ejemplo conocido es el de un empresario de Burriana que ha adquirido directamente del SAREB 200 hanegadas de campos de naranjos de lo que hace casi una década se presentó en el Ayuntamiento de Burriana como el PAI Marina Santa Bárbara. Se pretendía entonces convertir alrededor de 3,5 millones de metros cuadrados de naranjos en un resort de alto estánding con marina interior y campo de golf incluídos. La crisis económica ha deshecho esas previsiones y hoy vuelven a tener un futuro agrícola.

Pero el caso del comerciante de Burriana no es único ni aislado en la provincia. Diferente sí en cuanto a que se trata de 200 hanegadas en plena producción y que esta próxima campaña ya darán fruta a su nuevo propietario, pero hay muchos ejemplos y este pasado invierno no resultó difícil ver a máquinas arrancando viejos naranjos y preparando las tierras para dejarlas aptas a la mecanización con tractores y plantar árboles jóvenes.

En este segundo caso el bajo precio de coste de los terrenos fue el principal acicate para los comerciantes que incluso se lanzaron a la compra de pequeñas parcelas. Eso sí, los precios llegaron a situarse incluso en los 1.000-1.500 € la hanegada. Para el caso de Burriana, de plena producción y ya mecanizado y riego localizado, el precio se ha situado por encima del millón de las antiguas pesetas.

A este respecto el diputado provincial de agricultura, Domingo Giner, señaló que "está claro que le mundo del cítrico está sufriendo muchos cambios. Los precios y la climatología han influído de una manera bárbara a que haya campos que se tengan que abandonar o que se están abandonando y el minifundio también es una causa muy importante" y reconoció que si bien se están produciendo "compras por parte de comerciantes, eso viene a reflejar una inquietud por parte del comercio en garantizarse una producción y está aprovechando también una situación de abandono porque el labrador no puede tirar adelante su explotación. Pero todo lo malo también trae algo bueno y eso es la vuelta al cultivo de los campos y con ello que las plagas no sean tan intensas y los costes bajen y otra, esperemos que ocurra, es que el agricultor se junte y pase a grandes superficies y por eso, aún no siendo agradable, no quiero decir que sea la salvación, pero esperemos que sea acicate para que los agricultores sigan cultivando".

Giner dijo que lo que está ocurriendo es que "el mundo de la globalización esá ahí y llega también al cítrico", pero que no es nuevo en el sector primario: "Algo así ya ha pasado. Hace mucho pasó en el porcino y también en los pollos y hoy las grandes cooperativas y fabricantes de piensos y cereales están integrando la cría del pollo dentro de su actividad económica".
 
Amb la col.laboració de:
la conselleria d'educació, investgació, cultura i esport.
Generalitat Valenciana