Burriana: Arenal Sound dice que no dividirá las zonas de conciertos otra vez y que habrá un antes y un después de esta edición


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2016/8/146716_82422/1_M1.jpg
Publicidad
La Plana al Dia | Burriana | Cultura | 09-08-2016
Arenal Sound dice que no dividirá las zonas de conciertos otra vez y que habrá un antes y un después de esta edición

Arenal Sound tiene prácticamente los dos pies fuera de Burriana. Ayer la organización lanzó un mensaje muy clarificador de sus intenciones dirigido directamente a los 'sounders' a través de las redes sociales.

En facebook, el festival dejaba claro que quiere un único recinto para todos los conciertos, algo que no ha tenido este año y es lo que va a buscar en el nuevo emplazamiento que quiere para la próxima década: "Se cierra la puerta de una edición mágica, diferente y muy especial para todos... Diferente por haber tenido que separar un recinto del otro cuando lo que queremos todos los sounders es un espacio único donde disfrutar de música, amigos y convivencia durante seis días en la playa". Y enseguida dejaba entrever que no va a seguir así: "Y muy especial porque supone un antes y un después en la historia del festival. Se abren nuevos caminos, nuevos horizontes donde poder seguir avanzando y mejorando para volver a crear un recinto con todas las comodidades que los sounders nos merecemos".

En el mismo mensaje, el festival también alude a una de las quejas recibidas este año, el del volumen de la música en los conciertos: "Un nuevo amanecer donde la música sonará más alto y claro que nunca. Del 1 al 6 de agosto volveremos a vernos. Porque no podemos estar uno sin el otro. Porque lo que se vive en ARENAL SOUND es algo tan bonito que nos emociona escribir estas palabras. #LoveArenalSound".

Todo eso quedó resumido en Twitter en una única frase obligados por los 140 caracteres como máximo que permite esta red social: "Se abre un nuevo camino donde poder seguir mejorando y crear un recinto con todas las comodidades que nos merecemos". Y todo ello enlazado a un video de 45 segundos de duración con imágenes de esta séptima edición.

Al margen de estas palabras, la dirección del festival prefiere por el momento guardar silencio y no desvelar hacia dónde irá el próximo verano, una incógnita que desvelará antes del 13 de noviembre, día en el que se pondrán a la venta los abonos para 2017.

Aunque son varias las poblaciones que se han entrevistado con los máximos responsables del festival con el fin de atraerlo hacia su municipio, todo apunta a que la octava edición seguirá desarrollándose en la Costa Azahar y que Nules será la localidad elegida no sólo para el próximo año, sino para las siguientes diez.