Burriana: Burriana deberá pagar 217.000 € por los retrasos en el Payà


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2017/6/159244_91308/1_M1.jpg
Publicidad
La Plana al Dia | Burriana | General | 15-06-2017
Burriana deberá pagar 217.000 € por los retrasos en el Payà

El Ayuntamiento de Burriana ha sido condenado por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, TSJCV, a pagar la cantidad de 217.000 € a la firma Dragados y Construcciones SA por los retrasos en los trabajos de rehabilitación y ampliación del Teatre Payà. El consistorio ya ha anunciado que "no es una sentencia firme, sino que es recurrible al Tribunal Supremo y los abogados ya están trabajando en el recurso".
Se trata de la resolución a uno de los dos procesos judiciales que interpuso la mercantil Dragados y Construcciones en el año 2015 y en los que reclamaba un montante total de 721.608,52 euros como consecuencia de sobrecostes e intereses de la reforma integral del Teatre Payà. La empresa reclamaba estas cantidades a la Generalitat, pero también al Ayuntamiento de Burriana a pesar de que la obra fue incluida en el Plan Confianza y de que fue la entidad autonómica la que la licitó y adjudicó.
El segundo de estos procesos era el que acogía la mayor parte de la indemnización solicitada, 657.580,45 euros, en concepto de indemnización por "los daños derivados con motivo de la ejecución de las obras" de rehabilitación. Se refería a los sobrecostes originados por la paralización de las obras de reehabilitación, adecuación y ampliación del teatro como consecuencia de la falta de pago por parte de la Generalitat. En este sentido, la empresa reclamaba 109.326'32 euros sólo en concepto de vigilancia de la infraestructura durante la paralización de la obra, 68.000 € del coste de la estructura, 262.000 € de costes indirectos, 100.000 € de gastos generales y 116.902 € por la revisión al alza de los precios motivada por la dilatación de la obra. Finalmente, el TSJV ha estimado estos dos últimos apartados, y de ahí la indemnización de 217.000 € que el Tribunal dice que debe abonar el consistorio burrianense.
La edil de hacienda, Cristina Rius, explicó que "tenemos el presente y el pasado hipotecado por sentencias que no paran de llegar. En estos dos años que llevamos de gobierno ya hemos afrontado alrededor de 1,6 millones de euros. Algunas de estas sentencias no son culpa de nadie, pero otras se deben a decisiones del anterior equipo de gobierno y que tenemos que pagar ahora". Se trata de un dinero, concluyó, que "podríamos destinar a otras necesidades, pero que tenemos que sacar de remanentes y fondos de imprevistos para hacer frente".
Cabe recordar que el Ayuntamiento de Burriana se personó en el caso porque no estaba de acuerdo en que se le reclamara cantidad económica alguna ya que era la Generalitat Valenciana la que debía hacer frente al pago pero el TSJCV dice que debe ser el consistorio el que debe abonar los 217.000 € de la demanda parcialmente aceptada.
El 7 de septiembre de 2011 la mercantil Dragados presentó una instancia en el Ayuntamiento en la que advertía de la suspensión de las obras, algo que se hizo efectivo un mes más tarde y después de que los trabajos se fueran ralentizando poco a poco. Para entonces la Conselleria debía 5 certificaciones correspondientes a los meses de febrero a junio de 2011, por un importe total de 1.550.813,65 euros. A principios de de julio de 2012 la Generalitat hizo efectivo el pago de la deuda y a medidados de mes se retomaron tras una paralización de casi 10 meses. A principios del mes de noviembre se estrenó una obra que costó cerca de los seis millones de euros. El plazo de ejecución inicial era de un año, pero se modificó el proyecto tras adquirir una vivienda del Camí d'Onda. Los problemas económicos de la Generalitat Valenciana motivaron que no estuviera termianda hasta un año más tarde.