Burriana: Devoción por la patrona.


 

Galería fotográfica

Fotografia /Gallery/20271_11504/1_M1.jpg
Fotografia /Gallery/20271_11504/2_M1.jpg
Fotografia /Gallery/20271_11504/3_M1.jpg
Fotografia /Gallery/20271_11504/4_M1.jpg
Fotografia /Gallery/20271_11504/5_M1.jpg
Fotografia /Gallery/20271_11504/6_M1.jpg
Fotografia /Gallery/20271_11504/7_M1.jpg
Fotografia /Gallery/20271_11504/8_M1.jpg
Fotografia /Gallery/20271_11504/9_M1.jpg
Fotografia /Gallery/20271_11504/10_M1.jpg
La Plana al Dia | Burriana | General | 09-09-2009
Devoción por la patrona.

Burriana vivió con intensidad la fiesta de su patrona la Virgen de la Misericòrdia. Los actos taurinos dejaron paso en el día de ayer a los religiosos para honrar a patrona. La jornada arrancó con la misa mayor que tuvo lugar en la Iglesia de San Blas y que estuvo presidida por el párroco de El Salvador, Pedro M. Cid y concelebrada por un docena de sacerdotes, a la misma acudió la corporación municipal con el alcalde, José Ramón Calpe, a la cabeza y las reinas falleras, Sara Bodí y Ana Tejedo. La misa contó con la participación en la parte musical del coro parroquial de El Salvador. Finalizada la celebración religiosa un disparo de morteretes anunció a la ciudad la fiesta grande de la patrona.
Por la tarde el acto principal fue la solemne procesión que partió desde la Iglesia de San Blas para recorrer el itinerario habitual por el centro de la ciudad. Los fieles acudieron en buen número para acompañar a la imagen de la Misericòrdia. Las peñas y las comisiones falleras tampoco quisieron perderse esta cita con la patrona, como tampoco lo hicieron las reinas falleras y las Damas de Honor de Nuestra Señora de la Misericòrdia que cerraban el cortejo antes del anda con la imagen. Inmediatamente después se situó la presidencia religiosa y la corporación municipal con la señera de la ciudad. La banda de música de la Agrupació Filaharmònica Borrianenca cerraba la procesión interpretando piezas solemnes. El canto de los gozos a la virgen al llegar su imagen al templo dio por finalizados los actos religiosos. Cabe destacar que en esta ocasión cuando la corporación municipal regresó al ayuntamiento y los miembros de la banda de música interpretaron, como manda la tradición, la Marcha de la Ciudad, ésta fue entonada por todos los regidores gracias al empeño de la reina fallera, Sara Bodí, que entregó la letra del himno de Burriana a cada uno de los concejales.