Burriana: Emoción a flor de piel en la pleitesía a la Reina Fallera.


 

Galería fotográfica

Fotografia /Gallery/3743_2134/1_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3743_2134/2_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3743_2134/3_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3743_2134/4_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3743_2134/5_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3743_2134/6_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3743_2134/7_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3743_2134/8_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3743_2134/9_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3743_2134/10_M1.jpg
La Plana al Dia | Burriana | General | 13-03-2008
Emoción a flor de piel en la pleitesía a la Reina Fallera.

Burriana vivió con intensidad la noche dedicada al homenaje poético de las comisiones falleras a la reina fallera. Si algo quedó claro en la pleitesía de anoche es que las mujeres han tomado el relevo a los hombres en la noble tarea de exaltar con palabras a la reina. 13 falleras mayores y una sensacional, Sara Molina por el barrio de Sant Blai, dejaron reducida la presencia masculina en este acto a solo tres hombres, dos presidentes de falla, Sergio Alcalà y Javier Gual y un veterano pero novel en estas lides, Amadeo Antonino, por la falla La Vila.
El acto dio inicio con las palabras de salutación del presentador del acto, Jorge Tejedo. La reina fallera, Beatriz González junto con su corte de honor ocupó su lugar en el escenario creado para la ocasión en una combinación de telas en rojo y negro y con constantes juegos de luces. El primero en exaltar a la reina fue el presidente de la falla Sociedad de Cazadores, Sergio Alcalà, el cual recitó un poema que dijo ser un sueño, una metáfora donde él era el trovador que hacía un canto a la naturaleza y a las flores que ofrecía a la reina. Las primeras notas musicales sonaron con la pleitesía que Mª Isabel Céforo recitó por parte de su falla de L’Axiamo. La fallera mayor exaltó en su intervención los dulces labios de la reina a la que felicitó por haber cumplido su sueño. Rocío Mezcua, fallera mayor de L’Escorredor hizo un recorrido por el reinado de la reina fallera y destacó en su intervención el hecho de que los falleros lo son todo por la reina, convirtiéndose en el reflejo de su alegría. La música acompañó la glosa de Rocío que terminó con un viva a San José. La falla Sant Blai volvió a depositar su confianza en Sara Molina una veterana en estos actos y que una vez más supo estar a la altura. La música acompañó a Sara en su poema, una composición en la que destacó que todo es para la reina. De esta manera le ofreció, el sol, las estrellas, la elegancia, la dulzura y hasta las campanas del “Templat”. Terminó señalando a la reina como bandera de Burriana.
Beatriz Parreño, fallera mayor del Barri d’Onda fue la encargada de recitar la pleitesía por parte de su comisión. Nuevamente la música acompañó a un poema lleno de elogios para la reina fallera a la cual dijo que tenía a Burriana a sus pies, habiéndose convertido en el emblema de la ciudad. La falla Barri València estuvo representada por su fallera mayor, Sara Broch, la cual recitó un bello poema de Julián Arribas en el que animaba a la reina a mirarse en un espejo para encontrar la plenitud de las fallas, al tiempo que como mujer la comparaba con la madre tierra.
Sandra Arenas, fallera mayor de la falla La Bosca llevó hasta el Teatro Payà un magnífico poema de Javier Gual. Recitado en castellano la reina de La Bosca siente que no puede describir con palabras a la reina, que es dulce y gentil y a la cual el pueblo ansia hacer reír. Por parte del Centro España, intervino su fallera mayor, Neus Guiral que destacó el sueño hecho realidad por parte de la reina a la que calificó como un mundo de ilusión y simpatía, la más bella canción interpretada y a la que comparó con las mejores flores de un jardín. Nekane Casillas, fallera mayor de Quarts de Calatrava recitó un bello poema lanzando continuos elogios hacia la reina fallera y haciendo un canto a Burriana y a la tierra valenciana.
La Falla La Vila estuvo representada en esta ocasión por Amadeo Antonino, el cual recitó una esmerada composición poética de Julián Arribas, titulada “La darrera guspira” y que a la postre obtuvo el tercer premio. Se trata de unos poemas en los que el perfecto dominio del léxico valenciano son la clave fundamental para componer unos versos sensacionales. La música acompañó a Amadeo en la segunda parte de su intervención.
Andrea Marín, fallera mayor del Club 53 fue la encargada de representar a su falla en la pleitesía. Una sucesión de elogios a la reina fallera fueron el hilo argumental de su poema en el que destacó el don de simpatía de la reina a la que dijo que "lleva en los ojos el fuego de la falla que la convierten en la inspiración para los poetas".
La falla de la reina fallera, Chicharro, fue la siguiente en intervenir y lo hizo de la mano de su fallera mayor, Lara Rull, que recitó un poema de Carmen Rufino en el que un caballero de los de antes lucha por conseguir el amor de la reina. Lara es la mensajera del caballero y le ofrece el amor leal de los jóvenes de Burriana.
La intervención de la falla La Mota, era sin duda, una de las más esperadas de la noche. No defraudó Javier Gual, quién llevó hasta las tablas del Payá un espectacular poema que unido a su templanza y veteranía en este acto y a sus excepcionales dotes interpretativas, cautivó al público presente. La música acompañó a Gual en su intervención. Consiguió el primer premio lo que afianza ,aún más, su condición de excelente poeta.
La fallera mayor de La Mercè, Irene Vicent fue la encargada de representar a su colectivo en el acto de pleitesía. Irene recitó una composición poética titulada “Estel màgic de llum i foc”. La primera parte era un canto a la fiesta del fuego y a su reina y la segunda se trataba de un acróstico dedicado íntegramente a la reina con la frase: “Beatriz, Reina del foc, estel de llum màgic.” La falla Don Bosco participó en el acto con toda sus falleras. Paloma Boix, fallera mayor, preparó un conjunto de poemas que tenían como hilo argumental a un joven que buscaba a la reina. Los elementos de la naturaleza le van guiando hasta conseguir su propósito. Una gran idea que fue llevada a término con mucha profesionalidad.
La fallera mayor del Club Ortega, Ana Bodí, representó a su falla y logró emocionar a una reina fallera que ,conforme iba pasando la noche, dejaba fluir más sus lágrimas ante los bellos poemas de los que era ella protagonista. Ana, le contó a la reina una historia nacida entre Cantabria y Teruel, la tierra de los padres de la reina fallera, una historia que culmina en Burriana con ella y su hermana Raquel. La fallera mayor del Club Ortega ,que recitó su poema de memoria, destacó las aficiones de la reina y la elogió por su elegancia. Cerró el turno de intervenciones de los colectivos falleros, María Romero , fallera mayor de La Ravalera, la cual acompañada de la música invitó a la reina a dar un paseo por Burriana que culminó en el barrio del Raval al cual exaltó. María tuvo un recuerdo especial a su familia y terminó afirmando que Burriana es una ciudad que nace en cada mujer fallera. Su intervención mereció el segundo premio.
Las componentes de la corte de honor fueron las encargadas de recitar la pleitesía de la Junta Local Fallera, para este menester estuvieron acompañadas por las niñas de la corte infantil que iban sacando las piezas de un gran rompecabezas que al final de la intervención daría como resultado una imagen de la reina fallera. A las falleras de la corte de unió el presidente de la Junta, Francisco Isach que cerró el poema. La lágrimas de emoción de la reina eran cada vez más presentes, pero la intervención que vendría después fue la más entrañable. Su hermana Raquel, componente de la corte de honor, la sorprendió con un poema que hizo correr ríos de lágrimas en el teatro. Al final ambas se unieron en un largo abrazo.
El alcalde, Jose Ramón Calpe, escoltó hasta el escenario a la reina fallera infantil, María Franch, que cerró el acto de pleitesía con un poema en el que pidió a su homónima ser como ella, ya que en ella ve su futuro. La emoción también se apoderó de la reina infantil al finalizar su aplaudida intervención.
Las fallas de Burriana también quisieron en la noche de ayer hacer entrega de una distinción al pregonero de las fallas, Federico Gumbau. Por su parte el ayuntamiento de Burriana, por medio de la Concejalía de la Mujer hizo su homenaje a la mujer trabajadora. En esta ocasión se premió a Asunción Torres, gran luchadora de los derechos de los más desfavorecidos y persona entregada a las labores sociales de la ciudad, también se distinguió a Cecilia Vilar, mujer con un gran currículum a sus espaldas como maestra en la guardería “Los Angeles” durante más de treinta años. Cecilia es Salesiana seglar y dentro de la comunidad ha sido misionera en la selva peruana donde conoció a su marido, Cesar Morales. Fruto de su matrimonio nacieron ocho hijos. Por último la Concejalía de la Mujer reconoció también la labor de la empresaria Berta Balaguer.
El acto de la pleitesía a la reina fallera, es uno de los más emotivos que se celebran a lo largo de todo el año. Buena muestra de ello es la inclusión en el mismo del homenaje fallero que anualmente tributan las fallas de la ciudad a un personaje distinguido del mundo de la fiesta. El hecho de celebrar este acto en el Teatro Payà, hace que el mismo se realce por tratarse del primer coliseo burrianense y donde tiene lugar la maravillosa exaltación de la reinas falleras. En esta ocasión y como ya adelantó La Plana al Día, el homenajeado fue el gran fallero de La Vila, Francisco Ferrandis “Paco el carameler”, miembro veterano de la falla de la plaza que destaca , además de por su prolongada carrera como fallero, por sus excelentes dotes artísticas donde ha cosechado grandes triunfos en los carteles de fallas. La comisión de la falla La Vila, arropó en la noche de ayer a “Paco el Carameler” que recibió la ovación más larga de la noche en señal de reconocimiento a su labor por parte del mundo fallero congregado en el teatro.
La entrega de los premios a las pleitesías participantes y la interpretación del Himno de la Comunitat Valenciana, pusieron punto y final al acto. Esta tarde a las siete tendrá lugar la pleitesía a la reina fallera infantil, María Franch Guardino.