Burriana: La primera mascletà de Burriana llenó la noche de la Plantà


 

Galería fotográfica

Fotografia /Gallery/3834_2198/1_M1.jpg
Publicidad
Fotografia /Gallery/3834_2198/2_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3834_2198/3_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3834_2198/4_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3834_2198/5_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3834_2198/6_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3834_2198/7_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3834_2198/8_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3834_2198/9_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3834_2198/10_M1.jpg
La Plana al Dia | Burriana | Sociedad | 16-03-2008
La primera mascletà de Burriana llenó la noche de la Plantà

Anoche en la Plaça L’Hereu, Pirotecnia Martí inició el disparo de les “Mascletaes” del ciclo Fallas 2.008. La gente de Reyes Martí preparó una bonita “mascletà” nocturna compuesta por un inicio de fuego aéreo con una rotación de volcanes, seguidos de una sección de cracker blanco y pitos, para dar paso a la “mascletá” propiamente dicha.
“Mascletà” que constó de cinco retenciones de fuego terrestre, muy bien acompañadas de fuego aéreo que permitió disfrutar de una constante sonoridad durante todo el disparo. Se apreció la intensidad sobretodo, cuando en la última retención se acompañó a los truenos con una batería de cracker que hizo las delicias del público asistente.
Tras esto, se lanzaron tres pasadas de terremoto terrestre que fueron también de menos a más, rematadas con una volcanada de torbellino con zumbadoras, queriendo así evitar el primer golpe de bombardeo aéreo común en todas las “mascletaes”, este efecto hizo vibrar al público presente en las inmediaciones de la calle Santa Berta.
Tras esto, si que se lanzó el bombardeo de trueno, todo con baterías del siete, para dar una volcanada final en rojo que iluminó toda la plaza. Finalizó, con un golpe de fuego aéreo y terrestre combinado, que levantó los aplausos de la gente congregada en la Plaça L’Hereu. Una “mascletà” que inició la semana fallera en Burriana, y que hizo que los innumerables seguidores que tiene Reyes en Burriana se quitaran el sin sabor de la suspensión de su “mascletá” del día 8 en Valencia, tras el último atentado terrorista de ETA.