Burriana: Una familia muy fallera.


 

Galería fotográfica

Fotografia /Gallery/507_269/1_M1.jpg
Fotografia /Gallery/507_269/2_M1.jpg
Fotografia /Gallery/507_269/3_M1.jpg
Fotografia /Gallery/507_269/4_M1.jpg
Fotografia /Gallery/507_269/5_M1.jpg
Fotografia /Gallery/507_269/6_M1.jpg
Fotografia /Gallery/507_269/7_M1.jpg
Fotografia /Gallery/507_269/8_M1.jpg
Fotografia /Gallery/507_269/9_M1.jpg
Fotografia /Gallery/507_269/10_M1.jpg
La Plana al Dia | Burriana | General | 23-11-2007
Una familia muy fallera.

Todos sabemos hoy en día el trasiego que supone durante la semana de exposición de los trajes tener una hija o hijo fallero. La casa se convierte durante una semana en un escaparate que hay que cuidar hasta el último detalle. Trajes, maniquís, focos, flores y demás complementos para que la exposición quede lo más lucida posible. A todo esto hay que añadir que la confección de los vestidos, enaguas, aderezos y peinetas supone dedicar un largo tiempo entre escoger, cortar y probar. Pues imagínense ustedes ahora todo esto multiplicado por cuatro. Eso es, ni más ni menos, lo que encontramos en la casa de la familia, Marín-Taurá. Cuatro hijas y las cuatro falleras. Andrea, fallera mayor del Club 53, su hermana ,Daniela, dama de su corte de honor y las pequeñas, Alina y Claudia falleritas de la corte infantil. Todo un record en un mismo año y un salón donde no caben más trajes. Ni que decir tiene que la ilusión y el amor a las fallas es desbordante en esta familia. La madre, Alina Taurá, ha sido la encargada de confeccionar todas las enaguas de sus hijas con bordados, bolillos, vainicas y entredoses. Un trabajo en el que ha invertido años puesto que todo ha sido realizado a mano artesanalmente. Ahora, además de la ilusión que conlleva para ellas este año, les queda también el sueño de repetir el desfilar todas juntas el día de San José en la ofrenda a la Virgen de la Misericòrdia igual que hicieran el año 2003 cuando se conmemoró el 75 aniversario de la falla La Mercè de la cual Alina Taurá fue fallera mayor.
Para este año tan especial, Andrea, fallera mayor del Club 53 se ha confeccionado dos vestidos, uno de fallera y un siglo XVIII. El de fallera es una seda estrecha de Rafael Català de nombre “Saboya” i tejida sobre un color crudo adamascado de fondo. Las manteletas y el delantal son de tul bordado en oro de la firma Artesanía Valenciana. El aderezo es el típico de “balconet” con perlas y topacios del orfebre Antonio Prats. Las peinetas han sido cinceladas a mano por Miguel Montoya. Las enaguas, al igual que las del resto de sus hermanas han sido confeccionadas por su madre utilizando vainicas y bordado hardanger de estilo alemán. Todo esto ha estado coordinado por la indumentarista valenciana, Amparo Gómez de la firma “Espolín”. El traje siglo XVIII de Andrea tiene como color de fondo un gris azulado y está combinado con manteletas y delantal de tul con bordados de “cadeneta” en plata de la firma “Mª Teresa Albuixech”. El aderezo es de “la Virgen” en cristal y piedras azules. La mantilla de encaje de Granada y el mantón de Manila son piezas antiguas propiedad de la familia. Estos trajes se complementan con un corpiño a juego de estilo siglo XVIII.
Tras ver los trajes de Andrea seguimos sin salir del salón para contemplar ahora los de su hermana Daniela. Nuevamente encontramos dos vestidos, uno de fallera y un siglo XVIII. El traje de fallera es una seda estrecha en color melocotón con manteletas y delantal de tul bordados en oro. El aderezo de este traje es de racimo del modelo “lámpara” y las peinetas son obra de Emilio “El Cincelador” de Torrent. El vestido siglo XVIII es de color fresa de fondo mientras que las flores del dibujo van todas entonadas con una gama de colores que va del plata al rosa y fucsia. El traje de fallera se acompaña de un corpiño del siglo XVIII de seda en color crudo con manteletas cruzadas bordadas en oro. Las enaguas son las mismas que utilizó cuando fue fallera mayor infantil. La mantilla es de tres picos bordada a mano y de color negro.
Alina ,es la mayor de las dos hermanas que formarán parte de la corte de honor infantil de la fallera mayor del Club 53. Para este año se ha confeccionado un típico traje de fallera en color granate de fondo combinado en liso y rayado. Las manteletas y el delantal son de tul bordados en lentejuela y oro. El aderezo es de racimo y las peinetas son obra, al igual que las de sus hermanas Daniela y Claudia, de Emilio “El cincelador” de Torrent. La mantilla que lucirá Alina en la ofrenda y procesiones es de seda tejida a mano. Las enaguas son de hilo con vainicas y bordados y son obra de su madre.
La más pequeña de la casa, Claudia, lucirá este año un traje de fallera de con un color naranja picado de fondo. Las manteletas y delantal son también de tul bordado en oro y lentejuelas finas. El aderezo es el típico de “balconet” y las peinetas están hechas en Torrent por Emilio. Las enaguas son obra de su madre y la mantilla es de tres picos realizada en seda y bordada a mano.