Burriana: La entrada de peñas congrega a miles de personas.


 

Galería fotográfica

Fotografia /Gallery/8920_4924/1_M1.jpg
Fotografia /Gallery/8920_4924/2_M1.jpg
Fotografia /Gallery/8920_4924/3_M1.jpg
Fotografia /Gallery/8920_4924/4_M1.jpg
Fotografia /Gallery/8920_4924/5_M1.jpg
Fotografia /Gallery/8920_4924/6_M1.jpg
Fotografia /Gallery/8920_4924/7_M1.jpg
Fotografia /Gallery/8920_4924/8_M1.jpg
Fotografia /Gallery/8920_4924/9_M1.jpg
Fotografia /Gallery/8920_4924/10_M1.jpg
La Plana al Dia | Burriana | General | 06-09-2008
La entrada de peñas congrega a miles de personas.

Un año más, la entrada de peñas se convirtió en el multitudinario inicio de las fiestas de la Misericòrdia. Desde bien temprano los más jóvenes fueron congregándose en la Plaça 9 d’Octubre donde pudieron disfrutar bañándose en la fuente mientras se preparaban para el posterior desfile. La comitiva oficial con las reinas, Beatriz González y María Franch junto con el concejal de fiestas y la comisión llegó unos minutos antes de las ocho de la tarde. Tras el cohete de rigor se inició la entrada que discurrió por las calles, Encarnació y el Raval hasta la Plaça Major. El alcalde de Burriana, José Ramón Calpe esperaba a las puertas del consistorio a las reinas para seguidamente subir hasta el balcón y lanzar “L’Esclafit” que daba inicio oficial a las fiestas. Como viene siendo habitual se escucharon algunas voces contra los políticos aunque en esta ocasión no hubo ni cazuelas ni pitos, el alcalde terminó saludando a los jóvenes tal y como éstos le pedían.
La entrada de peñas finalizó con una impresionante guerra del agua que hizo las delicias de todos los congregados que no paraban de pedir más. Se utilizó un camión cuba entero y aún hubo quién se quedó con ganas. La fiesta posteriormente se trasladó hasta los casales.