Burriana: Burriana mostró su devoción por la patrona.


 

Galería fotográfica

Fotografia /Gallery/8989_4977/1_M1.jpg
Publicidad
Fotografia /Gallery/8989_4977/2_M1.jpg
Fotografia /Gallery/8989_4977/3_M1.jpg
Fotografia /Gallery/8989_4977/4_M1.jpg
Fotografia /Gallery/8989_4977/5_M1.jpg
Fotografia /Gallery/8989_4977/6_M1.jpg
Fotografia /Gallery/8989_4977/7_M1.jpg
Fotografia /Gallery/8989_4977/8_M1.jpg
Fotografia /Gallery/8989_4977/9_M1.jpg
Fotografia /Gallery/8989_4977/10_M1.jpg
La Plana al Dia | Burriana | General | 09-09-2008
Burriana mostró su devoción por la patrona.

Burriana celebró el día de su patrona, la Virgen de la Misericordia, con unos actos religiosos que culminaron por la tarde con la solemne procesión. La jornada se inició con el volteo de campanas y la misa mayor en la Iglesia de San Blas a la que acudió la corporación municipal y las reinas de las fiestas. La celebración estuvo presidida por el párroco titular de El Salvador, Rvdo. D. Pedro Cid y concelebrada por una veintena de sacerdotes.
Ya por la tarde la imagen de la Virgen de la Misericordia recorrió las calles de la ciudad para recoger el cariño de sus fieles. En esta ocasión la virgen procesionó sobre un anda a ruedas lo que motivó el comentario generalizado de que el desfile perdió en espectacularidad. Esto vino motivado porque las andas habituales de la Virgen que se realizaron para su coronación pontificia superan la anchura de la puerta del templo de San Blas y por eso la virgen salió con el anda prestada de la Virgen de la Merced. Otra de las singularidades de la procesión de ayer estuvo en la corona de la imagen ya que la Misericordia lució ayer su antigua corona y no la que le realizó para su coronación de 1999, diseñada por el artista burrianense, Joaquín Ortells. Acompañaron a la virgen en la procesión un grupo de peñas, comisiones falleras y de fiestas, las reinas falleras y sus cortes de honor y la Damas de la Virgen que precedían la imagen de la misma. Tras ella se situó el clero y la comitiva civil encabezada por el alcalde de Burriana, José Ramón Calpe y toda la corporación municipal con la señera de la ciudad y el vicepresidente de la diputación, Vicent Aparici. Cerraba el cortejo la banda de la Agrupació Filharmònica Borrianenca. Tras la procesión tuvo lugar el canto de los gozos.