Castelló: "Llegar al Europeo de Glasgow sería un premio", señala Pablo Torrijos, el triplista del Playas de Castellón, que fue operado del tobillo hace dos meses


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2019/1/180845_108663/1_M1.jpg
La Plana al Dia | Castelló | General | 11-01-2019

"Esta semana he empezado a meter impacto y a saltar con clavos y el tobillo va bien. Quisiera jugarme la mínima en el Nacional", señala el atleta, de 26 años, que se muestra muy optimista en su regreso. "Tarde o temprano, volveré a pillar el salto perfecto".



"No descarto ir al Europeo de pista cubierta en Glasgow. Todavía creo que es posible y mi plan es ése", explica Pablo Torrijos, el triplista del Playas de Castellón que el pasado 6 de noviembre se operó "del tobillo, en concreto de la cola del astralago, porque me hacía daño y me obligaba a quitar volumen y calidad en los entrenos. No podía seguir así". Desde entonces, está satisfecho, "porque el tobillo me está respondiendo bien. Esta semana he metido más impacto. He empezado a saltar con clavos y con más fuerza en la pierna y no me puedo quejar".

"Ahora, se trata de aumentar la intensidad y ver hasta donde puedo llegar. Si me siento competitivo, iré al Nacional, donde me lo jugaré todo a una carta. Allí, buscaré la mínima de 16,50 para el Europeo de pista cubierta de Glasgow y que, para mí, sería como un premio", argumenta Pablo Torrijos, el atleta que lleva en el Playas de Castellón desde cadete cuando dejó el Colegio Diputación. "Pero, si veo que no estoy bien, no arriesgaré y lo dejaré para el verano".

"El año pasado hubo épocas que, al final, me aconsejaron operarme. Sobre todo, tras el Europeo de Berlín, donde decidí ir a Perú, al Iberoamericano, y en el calentamiento me hice daño. Pisé mal y noté dolor", agrega Pablo Torrijos, que entrena desde hace tres años en la Blume de Madrid y que aun así trató de agotar la temporada en la Copa Continental de Ostrava, "donde prácticamente no pude ni saltar y allí fue cuando decidí 'me opero sí o sí'".

A los 26 años, a dos asignaturas de terminar la carrera de Criminología, Pablo Torrijos todavía tiene como mejor marca los 17,04 que saltó en Praga 2015, pero su idea "es superar esa marca esta temporada. Quiero ser más competitivo. Necesito serlo y creo que puedo lograrlo. De hecho, es la principal razón por la que me he operado. Ahora hace falta que el tiempo me dé la razón. Pero no quisiera dudar de que tarde o temprano volveré a pillar el salto perfecto".

 
Amb la col.laboració de:
la conselleria d'educació, investgació, cultura i esport.
Generalitat Valenciana