Castelló: El Portugués presenta una seria candidatura al título


 

Galería fotográfica

Fotografia /Gallery/3345_1882/1_M1.jpg
Publicidad
Fotografia /Gallery/3345_1882/2_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3345_1882/3_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3345_1882/4_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3345_1882/5_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3345_1882/6_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3345_1882/7_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3345_1882/8_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3345_1882/9_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3345_1882/10_M1.jpg
La Plana al Dia | Castelló | Sociedad | 29-02-2008
El Portugués presenta una seria candidatura al título

El refrán dice que a la tercera va la vencida. Este año en Castellón se ha tenido que esperar a la cuarta. Cuarta jornada de mascletaes Ciutat de Castelló, el turno corría a cargo de la pirotecnia El Portugués, de Vilamarxant. Día complicado en Castellón, un cielo gris plomizo amanecía en la ciudad de Castellón, y todos los pronosticos apuntaban a la tan temida lluvia. Si bien la climatología iba respentando la fiesta y el montaje de la mascletá, hacia las 12:45 de la mañana una fuerte tromba de agua de apenas cinco minutos de duración, dejaba boquiabiertos a los chicos de Vilamarxant, haciendo temer lo peor.
La cara de circunstancias de El Portugués lo decía todo. Pero habían preparado una bonita mascletá, toda montada de manera tradicional, sin músicas ni florituras y nada de efectos digitales. Mascletás de las de toda la vida, preparada con mimo y con ganas de conquistar al buen público de Castellón.
A las 14:00 horas en punto las reinas prendían la mecha de una traca sencilla en el inicio pero que se volvía doble en su parte final. Esta dió inicio a una serie de fuego aéreo, donde se combinaron todos los efectos posibles, serpentinas, pitos, zumbadoras, cracker, no se podía pedir más todo sincronizado y bien rematado con bonitos truenos.
Este precioso inicio daba paso a una parte de seis retenciones de fuego terrestre, donde el pirotécnico apostó más por la calidad que por la cantidad. Todas las retenciones estaban hechas de menos a más con calibres del cuatro y del cinco, bien acompañados de pitos, zumbadoras y chicharras, que impresionaron al público presente.
La parte buena de mascletá llegó con el terremoto, en cuatro series, las dos primeras del cuatro y la tercera del cinco, dando paso a la última compuesta por 17 ramales de truenos del cinco que abrió los primeros aplausos en la zona del primer molí.
Pero, por si la gente no estaba contenta, El Portugués sorprendio con un bombardeo de trueno final compuesto por más de 30 baterias del diez que hizó que por un momento pareciese que el sol quería aparecer por la plaza del Primer Molí. Seguidamente se lanzaron varios grupos de volcanadas en rojo acompañadas de trueno dando paso a una última volcanada de fuego rojo que hizo que los aplausos se oyeran con fuerza en la zona de la calle Castelldefels, aplausos que rompió un fuerte golpe de truenos, todo a base de baterias de carcasas del diez, que puso en pié por primer día al númeroso público congregado alrededor de la zona de las mascletaes.
Terminado el disparo, El Portugués se fundió en un fuerte abrazo con el presidente de la Junta de Festes de Castelló, Jesus Lopez, quién supo agradecer el gran esfuerzo realizado por estos muchachos a la hora de disparar en tan complicado día.
Ya con la cara de satisfacción por el trabajo bien hecho, El Portugues y su equipo recibieron el cariño y afecto de las reinas de Castellón.
En la nota musical, esta cuarta mascletá del ciclo castellonense fue amenizada en su inicio por la Banda de Majorets Mandema de Bulgaria.