Castelló: El Mesón de la tapa, a rebosar


 

Galería fotográfica

Fotografia /Gallery/3359_1889/1_M1.jpg
Publicidad
Fotografia /Gallery/3359_1889/2_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3359_1889/3_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3359_1889/4_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3359_1889/5_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3359_1889/6_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3359_1889/7_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3359_1889/8_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3359_1889/9_M1.jpg
Fotografia /Gallery/3359_1889/10_M1.jpg
La Plana al Dia | Castelló | Sociedad | 29-02-2008
El Mesón de la tapa, a rebosar

El Mesón de la tapa es otro de los puntos de encuentro más importantes de la fiesta magdalenera. Cada día miles de personas se acercan al paseo Ribalta para degustar las más variadas tapas.
El Mesón del Vino, y el Mesón de la Tapa y la Cerveza, es este segundo, el que ofrece a su visitante, la típica tapa, (patatas bravas, sepia, y demás), junto a la cerveza.
Son muchos los grupos de amigos que se acercan al mediodía para comer y comentar la semana de fiestas de la Magdalena. Además de amigos, autoridades y gente conocida de la provincia de Castellón, que tampoco se quiere perder el degustar las tapas, bien de los bares y restaurantes de la provincia, y también de fuera de ella.
La antigua estación, asiste, día tras día, a un cúmulo de gente que llega a todas las horas del día, para hincar el diente a una tapa, acompañado de una cerveza, para pasar el día de Magdalena, más entretenido.
Resulta difícil encontrar una mesa para dejar los platos de comida y la colas se encuentran en todas las casetas. Hay colas para conseguir -previo pago- los tíckets, colas para canjarlos por cervezas y también colas para hacer el trueque de la otra mitad del tícket con la tapa escogida.
Los días de sol llega a ser casi sofocante permanecer en la zona, aunque los sombreros que dan algunas casas de cervezas o las gorras que ofrecen las chicas de ADN.