La Vall d'Uixó: Corts Valencianes-Polígon III abre la temporada fallera en la Vall


 

Galería fotográfica

Fotografia /Gallery/42145_22924/1_M1.jpg
Publicidad
Fotografia /Gallery/42145_22924/2_M1.jpg
Fotografia /Gallery/42145_22924/3_M1.jpg
Fotografia /Gallery/42145_22924/4_M1.jpg
Fotografia /Gallery/42145_22924/5_M1.jpg
Fotografia /Gallery/42145_22924/6_M1.jpg
Fotografia /Gallery/42145_22924/7_M1.jpg
Fotografia /Gallery/42145_22924/8_M1.jpg
Fotografia /Gallery/42145_22924/9_M1.jpg
Fotografia /Gallery/42145_22924/10_M1.jpg
La Plana al Dia | La Vall d'Uixó | Fiestas | 17-01-2011
Corts Valencianes-Polígon III abre la temporada fallera en la Vall

El ciclo de presentaciones falleras de la Vall d'Uixó comenzó ayer con la más joven de las comisiones, la Falla Corts Valencianes-Polígon III.El teatro municipal Carmen Tur se llenaba ayer para rendir pleitesía a la fallera mayor infantil, Irene Camacho Valls. El presidente infantil, Marcos Sánchez Martínez, acompañó a la que ya es la máxima representante de esta comisión fallera hasta el escenario.
El ramillete que formaban las niñas y jóvenes de la falla Corts Valencianes-Polígon III fue formándose sobre el escenario. El momento más emotivo fue, sin duda, la entrada de las falleras mayores de 2010 que realizaron sus últimos pasos como máximas representantes de la comisión.
La fallera mayor infantil de 2010, María Teresa González Ambou, se despidió de todos los allí presentes agradeciendo a su madre, tíos y abuelos que le hayan acompañado en cada acto. Esta niña recordó, emocionada, su participación en la ofrenda a la Mare de Déu dels Desamparats de Valencia.
Por su parte, Alicia Bonifás Sánchez, fallera mayor de 2010, aseguró sentirse “muy emocionada” y apuntó que “llevo la falla en la sangre”. Como su fallera mayor infantil, Alicia recordó los bonitos momentos vividos en este año en que “se cumplió mi sueño” y apuntó a María Teresa que “has sido la mejor fallera infantil que he podido tener”.
Así pues, Irene inicia ahora una época llena de trabajo y de responsabilidades, como les apuntaron sus predecesoras. Pero sobre todo, un ciclo de mucha ilusión que tendrá su punto álgido con la plantá y la quema de la falla el 19 de marzo.
La nueva fallera no pudo esconder su ilusión y emoción al encontrar un teatro repleto de gente, entre ellos la concejala de Fiestas y presidenta de la Junta Local Fallera, Sara Sorribes.