Les Alqueries: Tarde de éxitos en una plaza con lleno absoluto


 

Galería fotográfica

Fotografia /Gallery/9680_5303/1_M1.jpg
Fotografia /Gallery/9680_5303/2_M1.jpg
Fotografia /Gallery/9680_5303/3_M1.jpg
Fotografia /Gallery/9680_5303/4_M1.jpg
Fotografia /Gallery/9680_5303/5_M1.jpg
Fotografia /Gallery/9680_5303/6_M1.jpg
Fotografia /Gallery/9680_5303/7_M1.jpg
Fotografia /Gallery/9680_5303/8_M1.jpg
Fotografia /Gallery/9680_5303/9_M1.jpg
Fotografia /Gallery/9680_5303/10_M1.jpg
La Plana al Dia | Les Alqueries | General | 30-09-2008
Tarde de éxitos en una plaza con lleno absoluto

Con un lleno absoluto, bajo la presidencia de la Alcadesa de Les Alqueries, Consuelo Sanz y con una ovación por parte del público, a quien, hizo posible, el festival taurino de la tarde de ayer, Manolo Molés, acompañado del hijo del ex-presidente del gobierno Adolfo Suarez,hicieron el paseíllo las figuras que se desplazaron hasta esta población castellonense, con la ausencia de Jose M. Manzanares a quien sustituyo “El Cid”.
Tras la entrega de los obsequios, por parte de las festeras a los toreros, saltó a la plaza el primero de la tarde, toros de la ganadería de Hnos García Jiménez de Salamanca. Bajo de fuerzas, se tuvo que conformar en su lidia el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, quién aun pudo adornar su faena con unas pinceladas de sus doma que le otorgaron dos orejas y el rabo.
Llegó el turno, para el más esperado de la tarde, Enrique Ponce, quien también tuvo que lamentar la falta de fuerzas de su astado, y a quien recibió con veronicas, pero la entrega del torero, y su estocada entera un poco tendida, hizo que el público le premiara con dos orejas y rabo.
El Cid, bien en capote y con un listón con más fuerza que los dos anteriores, se entregó también en la espada, con una entera, hirió de muerte al astado. Dos orejas y rabo.
La combinación perfecta de la tarde, entre astado y torero llegó de la mano de “El Fandi”, el granadino estuvo bien en el capote y se lució en su espectáculo en banderillas, que hizo que el público pidiera un cuarto par, que el Cid puso al estilo "violín". En la muleta hubo sintonía entre ambos, terminando con un desplante para pinchar en la espada, pero corrigió con una entera de muerte. Dos orejas y rabo.
El joven Perera, quiso entregarse a fondo con un burraco,con trapio y que salió con mucha fuerza de los chiqueros dando lo mejor de sí, aunque estaba más pendiente del público que del propio torero incluso a la hora de entrar a matar. El joven torero, en su afán de lucirse y demostrar el por qué está ahi arriba, fue desarmado por su contrincante. Pero su estocada entera de muerte, fue agradecida por el público que no quiso que tampoco se fuera de vacío a casa obsequiándole también con dos orejas y rabo.
Est información se acompaña de 7 galerías fotográficas:
Galería 1: Ambiente previo a la corrida de toros
Galería 2: Pablo Hermoso de Mendoza
Galería 3: Enrique Ponce
Galería 4: El Cid
Galería 5: El Fandi
Galería 6: Perera
Galería 7: Selección de fotografías de la tarde taurina