Segorbe: Más de 500 personas visitan la Oficina de Turismo de Segorbe durante el puente


 
La Plana al Dia | Segorbe | General | 11-12-2017
 

El puente de las festividades de la Constitución y la Purísima ha reportado positivas cifras turísticas a Segorbe, pues 550 personas han visitado la Oficina de Turismo de la ciudad entre el 6 y el 10 de diciembre. Durante estas fechas, se ha celebrado la Feria de la Purísima en la localidad, ofreciendo un perfecto plan de ocio a los visitantes.
Con respecto al año pasado, la ciudad ha visto aumentado el número de turistas en un 27%. En cuanto a la ocupación hotelera, la media ha rondado entre un 75% durante el fin de semana, con cifras inferiores entre semana.
El Alcalde de Segorbe, Rafael Magdalena, afirma que "el constante trabajo realizado a nivel de promoción turística, así como la asistencia a nuevas Ferias, está logrando desestacionalizar el turismo en la localidad. Este es uno de mis objetivos principales al frente de la concejalía, pues Segorbe tiene potencialidad para ser un destino de primer nivel en el interior de la provincia durante todo el año".
Feria de la Purísima
La Feria de la Purísima de Segorbe atrajo durante toda la semana y, especialmente en su día oficial, el 8 de diciembre, a miles de personas tanto de la ciudad y la comarca, como de otras procedencias. Como es habitual, las calles del sector 1 y adyacentes, se llenaron de niños y mayores que quisieron disfrutar de las 50 atracciones y más de 300 puestos de venta de esta tradicional Feria.
Esta celebración, declarada Fiesta de Interés Turístico Autonómico, es el evento más destacado de la temporada de invierno en Segorbe, y supone una revitalización de la ciudad a todos los niveles.
Este año, la Feria estuvo marcada por el aumento de las medidas de seguridad. Se contó con una ambulancia en el recinto ferial, un puesto de atención del Ayuntamiento, con voluntarios de Protección Civil de Segorbe y la Vall d'Uixó, patrullas a pie de la Policía Local, un operativo de Guardia Civil y casi medio centenar de new-jersey (bloques de hormigón) situados en las intersecciones de las calles, para evitar que cualquier vehículo pudiera acceder al recinto.
El amplio dispositivo permitió que los servicios de emergencia y seguridad pudieran atender rápidamente a las personas involucradas en el suceso ocurrido en una de las atracciones, así como la vigilancia continua para la mayor seguridad de la población.