Segorbe: El Viveros Mas de Valero lucho hasta el final pero no pudo ganar al Lauburu Keibarra


 
La Plana al Dia | Segorbe | General | 22-01-2018
 

El Viveros Mas de Valero CDFS Segorbe perdió por la mínima ante el Lauburu K.E. Ibarra (3-2) en un partido donde los segorbinos a punto estuvieron de obtener mejor resultado, algo que habían merecido a lo largo de los 40 minutos del choque. Ocasiones no le faltaron pero la defensa local fue acertadísima y resultó infranqueable para los amarillos. El Viveros, tras remontar un marcador de 2-0 y lograr empatar, acabó sucumbiendo ante los vascos en el último minuto, que anotaron el definitivo 3-2 mientras el Viveros buscaba el triunfo atacando con portero-jugador.

En la primera parte, el Viveros Mas de Valero salió con mucha personalidad y durante los primeros tres minutos de juego, la posesión fue para los segorbinos pero sin ocasiones claras. No fue hasta el minuto siete cuando llegó el primer gol de la tarde, en una transición rápida que los locales definieron perfectamente, Andoni Carlosena regateaba a David y a placer marcaba el 1-0.

El Viveros Mas de Valero intentaba hacerse dueño del partido, pero se imponía la defensa de Ibarra. En el minuto 14 los segorbinos tuvieron ocasión de empatar, en el primer intento se fue fuera y, en la contra tuvieron otra clarísima que el portero local, Peña, salvo de forma espectacular. En los últimos minutos del primer tiempo los segorbinos aumentaron la presión y las ocasiones del Viveros se sucedían. Jacobo pudo empatar en un balón a la espalda del defensa guipuzcoana, pero su vaselina no pudo superar al portero local. Los de Gallego buscaban el empate y cuando mejor estaba el equipo, en una desafortunada jugada volvían a marcar los locales por medio de Agirrezabala, consiguiendo a falta de un minuto para el descanso el 2-0.

En la segunda parte los segorbinos salieron a pista con ganas de reducir distancia. Transcurridos los dos primeros minutos le llega la bola a Braian tras la asistencia de Luis, y el portero vasco sacó milagrosamente la bola.

Los segorbinos buscaban el gol, pero no llegaba, de nuevo gran jugada del pívot, Luis, que dejó en manos de Jacobo que disparó alto. Y, a renglón seguido ocasión para Salva cuyo disparo se fue fuera por muy poco. El partido crecía en intensidad y emoción y Ibarra la tuvo en la contra, pero David evitó el tercero del Lauburu en el mano a mano. Ocasiones que se repetían pero que no se hacían efectivas, en el ecuador del partido, dos ocasiones más, primero la tuvo Pedrito y luego Jacobo, pero la espectacular actuación del portero de Ibarra, Peña, que salvó dos goles cantados, comenzaba a desesperar a los amarillos.

Los segorbinos intentaban marcar pero la defensa de los vascos se lo impedía. Por fin, llegó el tan esperado gol de los visitantes, obra de Enrique que cogió un rechace enviándolo a la red cuando el electrónico marcaba 5,30 para el final (2-1).

Se enfundó entonces Jacobo la camiseta de portero jugador del Viveros, y el partido se volvía no apto para cardiacos. A falta de 2,40 para el final Ibarra dispuso de un lanzamiento de doble penalti que David salvó. Cuando quedaba 1:40 para el final y con los segorbinos jugando de cinco, el balón llegó a la izquierda, para que Dani Palomar golpeara y, con algo de fortuna, anotara el empare (2-2). Último minuto y medio y los vascos apostaban también por el juego de cinco, querían ganar los dos. A falta de 45 segundos, y cuando tras un ataque del Viveros, Ibarra sacaba rápido, aprovechaba la indecisión segorbina y marcaba el 3-2 por medio de Ohian Carlosena. Eso sí, el Viveros Mas de Valero lo intentó hasta que sonó la bocina pero la suerte fue esquiva para los segorbinos y los tres puntos se quedaron en Guipúzcoa en un partido en el que los amarillos merecieron algo más de fortuna.