Vila-real: El Plan de acción Vila-real + Neta lanza una docena de medidas para mejorar el estado de la ciudad, con nuevos servicios y recursos para “limpiar más y ensuciar menos”


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2018/1/167905_97861/1_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/1/167905_97861/2_M1.jpg
La Plana al Dia | Vila-real | General | 19-01-2018
El Plan de acción Vila-real + Neta lanza una docena de medidas para mejorar el estado de la ciudad, con nuevos servicios y recursos para “limpiar más y ensuciar menos”

El Ayuntamiento de Vila-real se ha propuesto acabar con la suciedad en las calles y, con este objetivo, lanza ya las primeras medidas del Plan de acción Vila-real + Neta, una campaña integral que pondrá sobre la mesa una docena de iniciativas destinadas a los dos objetivos principales del programa: limpiar más y ensuciar menos. El alcalde de la ciudad, José Benlloch, ha presentado esta mañana los detalles de este plan de actuaciones, que implementará en las próximas semanas un nuevo servicio de repaso y brigadas móviles, más contenedores y frecuencias o un plan especial contra los excrementos de mascotas, además de la creación del Observatorio local Per una Vila-real + Neta o la actualización de la normativa vigente para el endurecimiento de las sanciones.
“La limpieza urbana es una de las principales preocupaciones de los vecinos en todas las ciudades y Vila-real no es una excepción. Con el incremento exponencial de la actividad en nuestro municipio, el impacto en la suciedad y el estado de las calles también ha crecido notablemente. Somos conscientes del problema de limpieza que existe en Vila-real; es un tema que nos preocupa mucho y, por eso, hemos estado trabajando desde diferentes departamentos municipales y con un equipo de jóvenes de los programas de empleo Avalem en el diseño de medidas que permitan tener una Vila-real más limpia”, señala Benlloch. “Porque una ciudad más limpia”, puntualiza, “tiene mejor imagen y genera mayores oportunidades, es más respetuosa con el medio ambiente, más saludable y más segura, además de que se reducirían los gastos para poder destinar el dinero que se invierte en limpieza a otras cosas imprescindibles”.
Estos cinco elementos –imagen, contaminación, higiene, costes y evitar accidentes en la vía pública- han llevado al equipo de gobierno a plantear una serie de acciones, que comenzarán a implementarse en breve, en torno a dos grandes ejes: limpiar más y ensuciar menos. En el primero de los bloques, se enmarcan ocho actuaciones, que tienen en el servicio de repaso una de sus principales medidas. “A partir de la semana que viene, el servicio de repaso de recogida de basuras recorrerá cada mañana la ciudad con un vehículo perfectamente identificable y rotulado para retirar de las calles todos los restos que puedan quedar”, detalla Benlloch. A este nuevo servicio, se sumarán brigadas móviles que informarán a los vecinos de las normativas para la convivencia y el buen estado de las plazas y jardines, además de una inversión de 80.000 euros en nuevos contenedores de reciclaje. También se ha previsto un incremento de las frecuencias de recogida de basuras, la recuperación del ecoparque móvil dentro de un Plan especial de voluminosos o la incorporación de nuevas tecnologías, a través de una app móvil o Facebook, para favorecer la comunicación de las incidencias. Las actuaciones para limpiar más se completan con un Plan especial contra los excrementos de mascotas en la vía pública, cuya gestión se plantea separar del resto de contratos, o la implementación de programas piloto innovadores por barrios que podrían incluir sensores en los contenedores.
“Pero, además de limpiar más, para que el plan sea efectivo requiere también que ensuciemos menos. Para lograr este objetivo, va a ser necesario un importante trabajo de pedagogía y concienciación, que todos entendamos que la ciudad es también nuestra casa y la cuidemos mejor”, argumenta Benlloch. En este bloque se enmarcan medidas como la aprobación de una nueva normativa que actualice las ordenanzas vigentes, ya obsoletas, con nuevos criterios y sanciones más duras. Junto a las medidas sancionadoras, también se plantean incentivos a la limpieza, con premios y recompensas a acciones cívicas, como el reconocimiento de los barrios más limpios, además de la creación del primer Observatorio local Per una Vila-real + Neta, que contará con la participación de asociaciones de vecinos, comercios, clubs deportivos o entidades vinculadas a las fiestas. El objetivo de este Observatorio, que mantendrá reuniones periódicas, será evaluar el estado de la ciudad y proponer nuevas medidas para seguir mejorando. Con todas estas acciones, la inversión en la limpieza urbana se incrementará en torno a 300.000 euros al año, a los que se sumarán las mejoras al contrato que aplicarán las empresas concesionarias de los servicios.