Vila-real: Compromís per Vila-real lamenta la deriva autoritaria de Benlloch


 
La Plana al Dia | Vila-real | General | 21-04-2018
 

Desde Compromís per Vila-real queremos manifestar nuestro total desacuerdo con las palabras del primer edil y socio de gobierno, el socialista José Benlloch, después de que denunciáremos el malgasto de dinero público que creemos que supondrá la exhibición que hoy mismo ofrece la Guardia Real en nuestra ciudad.
Resulta realmente preocupante la deriva autoritaria de Benlloch, que considera que o estás con él o estás contra él y no acepta la diversidad de opiniones. Compromís per Vila-real es el único de los cuatro partidos políticos con representación institucional en la ciudad que ha dejado clara su postura ante cuestiones que afectan a Vila-real, como la futura ubicación del pabellón polideportivo Campió Llorens o la imposición de la Jura de Bandera del pasado mes de octubre. Si ello representa una pérdida de votos o pasa factura en las elecciones a Compromís no debería ser asunto del alcalde, que en lugar de hablar de la ideología o de la situación de otros partidos, debería mirar hacia el suyo.
No vamos a aceptar que nadie se atreva a darnos lecciones de ningún tipo, puesto que Compromís sigue defendiendo de manera coherente aquello con lo que se comprometió en 2015, que es hacer de Vila-real una ciudad del siglo XXI, moderna, ecológica, sostenible y que tenga clara su historia, cultura y tradiciones. Así lo prometimos y así lo estamos haciendo, con seriedad y sensatez.
Frente a la afirmación de que Compromís está más centrada en el ámbito autonómico que a nivel local, le recordamos al señor Benlloch que es gracias al trabajo de este grupo municipal y de nuestros representantes en el País Valencià que a Vila-real llega dinero para planes de empleo -que este año han beneficiado a 400 familias-, servicios sociales o para dar respuesta a reclamaciones históricas de la ciudad, como la Escuela Oficial de Idiomas.
Sobre la exhibición de la Guardia Real en Vila-real, sólo manifestamos que no debería costar ni un euro a las arcas municipales, tan depauperadas como todos sabemos que están debido a la herencia recibida. Gestionar con responsabilidad implica saber renunciar a cuestiones innecesarias para el día a día de nuestros vecinos. Este cuerpo de seguridad cuenta con un presupuesto suficiente que, además, se amplía cada año, por lo que no debería depender de este Ayuntamiento para sus exhibiciones. Le recordamos que en Castellón van a pagar una tasa, incluso, por la ocupación de la Pérgola.
Por último, Compromís per Vila-real nunca ha entrado en el funcionamiento de otros partidos como el PSOE, que mientras con una mano critica la gestión del PP, con la otra le sujeta la silla a Rajoy. A pesar de ello, creemos en el proyecto de ciudad y, por ello, además de ser socios de gobierno, mantenemos una relación y un vínculo de compañerismo y cordialidad por el bienestar de Vila-real. No obstante, la lealtad siempre es bidireccional. Lo contrario se llama sumisión.
Por este motivo, vamos a seguir denunciando todo aquello que no consideremos correcto, moleste a quien moleste, porque vivimos en un Estado democrático en el que se presupone que hay libertad de expresión, la misma que ha utilizado el alcalde para opinar sobre nuestra visión política con unos delirios de grandilocuencia que tarde o temprano también le pueden pasar factura.