Vila-real: Fernando Roig recibe el cariño de los vila-realenses en la procesión de Sant Pasqual


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2012/5/66163_35074/1_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2012/5/66163_35074/2_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2012/5/66163_35074/3_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2012/5/66163_35074/4_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2012/5/66163_35074/5_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2012/5/66163_35074/6_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2012/5/66163_35074/7_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2012/5/66163_35074/8_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2012/5/66163_35074/9_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2012/5/66163_35074/10_M1.jpg
La Plana al Dia | Vila-real | Deportes | 17-05-2012
Fernando Roig recibe el cariño de los vila-realenses en la procesión de Sant Pasqual

Fernado Roig Alfonso, presidente del Villarreal CF, ha recibido esta tarde continuas muestras de cariño de los vecinos de Vila-real mientras desfilaba en la procesión en honor a Sant Pasqual, patrón de la ciudad.

Roig desfilaba junto al alcalde y la reina y el vicepresident de Les Corts Valencianes y en calidad de Hijo Adoptivo. Prácticamente desde el mismo inicio del recorrido han sido constantes los aplausos del público asistente a la procesión y que el presidente amarillo ha recogido con emoción.

Se trata de unas muestras de apoyo que le llegan cuatro días después de que el conjunto que preside descendiera a Segunda División A.

Sin pretenderlo, el presidente amarillo, Fernando Roig, fue el gran protagonista de la procesión en honor a San Pascual Baylón. Una procesión en honor al santo patrón que como es habitual estuvo presidida por el obispo de la Diócesis de Segorba-Castellón, Casimiro López Llorente. En la comitiva y junto al alcalde de Villarreal, José Benlloch y al vicepresidente primero de la Cortes Valencianas, el villarrealense Alejandro Fonrt de Mora, salió el propio Fernando Roig que recibió a lo largo del recorrido una infinidad de aplausos.

Cabe recordar que el 23 de febrero 2006 fue nombrado Hijo Adoptivo de la ciudad por el Ayuntamiento de la localidad, en un acto celebrado en el auditorio municipal bajo la presidencia del entonces alcalde Manuel Vilanova.
Fue uno de los eventos más emotivos de los celebrados en Vila-real en los últimos años. Autoridades, empresarios y vecinos se sumaron al acto de concesión al presidente del Villarreal CF, Fernando Roig, del título de hijo adoptivo de la ciudad.

Entre las autoridades que quisieron apoyar a Roig en un momento tan significativo estuvieron el entonces vicepresidente del Consell, Víctor Campos; el conseller de Cultura, Educación y Deporte, Alejandro Font de Mora; y el presidente de la Diputación, Carlos Fabra. Tampoco faltaron alcaldes de distintos municipios, y representantes de la judicatura, el comercio y la industria.

Sentados junto a Fernando Roig en el escenario estaban los dos hijos predilectos con que cuenta la ciudad de Vila-real: Vicente Llorens Poy y Jordi García Candau.

Como marcaba el protocolo, el alcalde, Manuel Vilanova, entregó al presidente del Villarreal CF la medalla y el pergamino que le acreditaba como hijo adoptivo del municipio villarrealense.