Vila-real: El encierro infantil llena el recinto taurino de pequeños aficionados a los toros


 

Galería fotográfica

Fotografia /Gallery/8991_4978/1_M1.jpg
Fotografia /Gallery/8991_4978/2_M1.jpg
Fotografia /Gallery/8991_4978/3_M1.jpg
Fotografia /Gallery/8991_4978/4_M1.jpg
Fotografia /Gallery/8991_4978/5_M1.jpg
Fotografia /Gallery/8991_4978/6_M1.jpg
Fotografia /Gallery/8991_4978/7_M1.jpg
Fotografia /Gallery/8991_4978/8_M1.jpg
Fotografia /Gallery/8991_4978/9_M1.jpg
Fotografia /Gallery/8991_4978/10_M1.jpg
La Plana al Dia | Vila-real | Fiestas | 09-09-2008
El encierro infantil llena el recinto taurino de pequeños aficionados a los toros

Los niños tuvieron ayer una doble jornada taurina. Por la tarde acudieron a ver el concurso de ganaderías y luego saltaron al coso para ser los protagonistas del encierro infantil.
Media docena de carretillas con cabezas de toros hicieron las delicias de los pequeños que no dudaron en correr delante y detrás, en cogerse de los cuernos, tocarles los campanillos o esquivar a los astados de cartón-piedra y fibra.
El punto final llegó con la embolada de uno de los toros. Los pequeños lo agarraron con tanta ilusión que la cuerda quedó tensada como si se tratara de un astado de verdad. No en vano, el año pasado consiguieron arrancarle los cuernos a la cabeza del toro de tanto tirar.
Fue una embolada con muchas similitudes a una real, sólo que los empujes no se sucediron entre los aficionados en cuanto el toro estaba ya en el pilón, sino incluso antes de que apareciera la cuerda.