Castelló: Más de 1.200 menores residen en centros de protección de la Comunitat Valenciana


 
La Plana al Dia | Castelló | Servicios Sociales | 02-02-2011
 

La consellera de Bienestar Social, Angélica Such, ha afirmado que la Comunitat Valenciana cuenta con un total de 95 centros para la atención de menores del Sistema de Protección de la Generalitat, que actualmente acoge a 1.212 menores.

De estos centros, 38 están en la provincia de Alicante y acogen a un total de 500 menores; 10 en Castellón, donde residen 168 menores y los 47 centros restantes están ubicados en la provincia de Valencia y acogen a 544 menores.

Estos centros residenciales, que acogen a menores con medidas administrativas de protección y a menores en situación de riesgo, tienen un carácter temporal. La Conselleria procura que el menor permanezca en este tipo de centros el mínimo tiempo posible, únicamente mientras se restablezcan las condiciones básicas de idoneidad de su entorno o se derive hacia un recurso de carácter más permanente, preferentemente un acogimiento de carácter familiar.

En este sentido, de los más de 5.500 menores de los que la Generalitat tutela, alrededor de 1.200 residen en centros de protección de menores y el resto se encuentra en acogimiento familiar, ya sea con familia extensa o con familia educadora.

Acogimiento residencial

Cuando se detecta una situación de desprotección de menores, tras su valoración, se determina en un primer momento el ingreso en un centro de recepción, de atención inmediata y transitoria y de carácter integral de acogida a niños y adolescentes, con el objeto de proceder al estudio de su situación personal, social y familiar, y de su entorno, para elaborar la correspondiente propuesta de medida de protección.

En estos casos, la Conselleria de Bienestar Social actúa con el propósito de facilitar el retorno a su familia de origen, siempre que sea posible y, en otro caso, articulando medidas de procesos de inserción intensivos y procurando una familia de acogida o un centro de acogida según los casos. El acogimiento residencial de menores es una medida de protección que adopta la Generalitat como forma de ejercicio de la guarda, que es consecuencia jurídica de la declaración de desamparo, y por la cual el menor es acogido en un centro donde recibe servicios de alojamiento, manutención, apoyo educativo y atención integral.

En 2010, la Conselleria de Bienestar Social destinó más de 44,5 millones de euros para financiar los centros residenciales de protección de menores.