l'Alcora: No a la Incineradora exige a través del Síndic que Medio ambiente cumpla sus obligaciones legales y efectúe las mediciones de las emisiones difusas en Reyval


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2012/8/70732_37683/1_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2012/8/70732_37683/2_M1.jpg
La Plana al Dia | l'Alcora | Agricultura y Medio Ambiente | 21-08-2012
No a la Incineradora exige a través del Síndic que Medio ambiente cumpla sus obligaciones legales y efectúe las mediciones de las emisiones difusas en Reyval

El pasado día 2 de Agosto la Plataforma recibía escrito de respuesta del Sindic, donde se adjuntaba un escrito de la Dirección General de Calidad Ambiental en donde describía la reunión que tuvo lugar en Alcora en respuesta a nuestras peticiones del 9 de Diciembre de 2011, escrito que aporta una versión muy personal y sesgada de esa reunión.

Esta era la única justificación que la Conselleria ofrecía al SIndic ante el incumplimiento de sus obligaciones legales a la hora de evaluar las emisiones difusas, aunque ya habíamos recibido de la DGCA la documentación solicitada en su momento, no existe todavía evaluación de las emisiones difusas que provocan los fuertes olores y que producen los síntomas descritos en las denuncias de vecinos y trabajadores próximos a la planta.

La inspección del 21 de junio en respuesta a nuestras peticiones no detectó dichos olores, a pesar de que se detectan casi diariamente por los vecinos y trabajadores próximos. Existe un acta de inspección anterior que alerta de la posibilidad de que la empresa es avisada con antelación de las inspecciones, por lo que se puede deducir que evitará generar emisiones el día de inspección.

Estas emisiones, relacionadas al parecer con residuos de disolventes, suponen un riesgo para la salud de los vecinos y trabajadores próximos a la planta, algo que parece no importarle a ninguna administración pública mas allá de la local.

“El DECRETO 75/2011, de 24 de junio, del Consell, en su Artículo 17 deja claro que las competencias en materia de inspección ambiental son de la Dirección General de Calidad Ambiental,, por lo que, a través del Defensor del Pueblo, el SIndic de Greuges, le exigimos la realización inmediata de las mediciones de las emisiones difusas en Reyval”.

Ante el clamor de los vecinos y trabajadores próximos que sufren diariamente estas emisiones difusas desde hace cuatro años y a pesar de nuestras reiteradas peticiones , la Dirección General de Calidad Ambiental no se ha dignado a medir las emisiones difusas, que a todas luces tienen su origen en Reyval y que, según los síntomas descritos mayoritariamente por los afectados parece están relacionados con los disolventes, dado que coinciden con los síntomas descritos por los vecinos y el Instituto de Seguridad e Higiene en el Trabajo en sus documentos técnicos sobre disolventes

Ayer se presentó en el PROP respuesta al Síndic exigiendo el cumplimiento de las competencias de los responsables de la Secretaría Autonómica de Territorio, Medioambiente y Paisaje y Dirección General de Calidad Ambiental en cuanto al control y vigilancia de los problemas derivados de emisiones ambientales que afectan a la población, algo que es de su competencia y es exigido por la legislación vigente y por los condicionantes de la AAI concedida a la empresa Reyval.

PLATAFORMA CIUTADANA NO A LA CONTAMINACIÓ/ GRUP DE PARTICIPACIÓ CIUTADANA 2.0
ANEXO : Condicionantes de la resolución para la concesión de la AAI a la empresa Reyval en cuanto a emisiones difusas y olores(en negrita) y extracto de observaciones para el Sindic de la Plataforma.


“1.- Emisiones atmosféricas
Se adoptarán las disposiciones apropiadas para reducir la probabilidad de emisiones accidentales y para que los efluentes correspondientes no presenten peligro para la salud humana y la seguridad pública…..”
“1.2.- Emisiones difusas
Toda emisión de contaminantes a la atmósfera generada en los procesos deberá ser captada y evacuada al exterior por medio de conductos apropiados previo paso, en su caso, por un sistema de depuración de gases diseñado conforme a las características de dichas emisiones, evitando en la medida de lo posible su salida directa al exterior a través de puertas, rendijas u otros orificios de ventilación”
Respecto a los primeros condicionantes es evidente que la “salida directa al exterior a través de puertas, rendijas y otros orificios” se produce de manera continuada, dado que las puertas y ventanas, al menos las que dan al norte, se mantienen abiertas de par en par todo el día y toda la noche, salvo algunos de los días que ha habido inspección.

“Para estas emisiones no canalizadas, los niveles de inmisión de compuestos orgánicos volátiles no deberán rebasar la treintava parte de los límites ambientales de exposición profesional para agentes químicos más recientemente publicados por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. “
Como podemos comprobar en el acta de inspección de 21 de junio de 2012, no se han medido los niveles de inmisión de los compuestos orgánicos, tal y como exige el condicionante si bien recientemente se han realizado mediciones de los niveles ambientales de exposición profesional para agentes químicos en tres de los puestos de trabajo, en donde se han registrado niveles de tolueno próximos al límite planteado por el condicionante en uno de los lugares de trabajo.

“Podrán exceptuarse de esta norma general aquellas emisiones no confinadas cuya captación sea técnica y/o económicamente inviable o bien cuando se demuestre la escasa incidencia de las mismas en el medio.”

No existe valoración económica ni técnica del coste e inconvenientes de la captación de las emisiones no confinadas y es evidente por las numerosas denuncias que la incidencia de las mismas en el medio son importantes, afectando la salud de la población.

“De conformidad con el apartado 2 de la disposición adicional primera del Decreto 127/2006, de 15 de septiembre se estudiará la posible captación y canalización de las emisiones de compuestos orgánicos volátiles generadas en los venteos de los tanques y depósitos de almacenamiento de residuos líquidos.”
Los problemas de emisiones difusas de compuestos orgánicos se producen diariamente y son importantes, afectando la salud de la población próxima, lo que debería obligar a la captación y canalización de las emisiones que se producen en la actividad de trasiego, tratamiento y gestión de residuos con compuestos orgánicos volátiles, que obligaría a la empresa a realizar todas estas actividades en el interior de las naves y con ligera depresión atmosférica, suficiente para poder canalizar y filtrar el total de dichas emisiones difusas.
“En el perímetro de las instalaciones se determinarán anualmente los niveles de inmisión de amoníaco y sulfuro de hidrógeno, comprobándose el cumplimiento de los siguientes valores de referencia en inmisión para el sulfuro de hidrógeno, de conformidad con el Real decreto 102/2011, relativo a la mejora de la calidad del aire:
- 100 microgramos por metro cúbico de aire (concentración media en 30 minutos)
- 40 microgramos por metro cúbico de aire (concentración media en 24 horas) …..”

Es obvia la necesidad de que se cumpla este apartado en cuanto a mediciones, que no debería omitirse por una simple puntualización de la responsable de la empresa de riesgos laborales, como consta en el acta de inspección de 21 de Junio de 2012. Además debería contemplar la medición de compuestos orgánicos volátiles (COVs) específicos relacionados con las afecciones directas a la población cercana, especialmente los hidrocarburos poli cíclicos aromáticos y todos los componentes tóxicos relacionados con los contenidos en los residuos peligrosos tratados en la planta.
.
2. Olores
“Cuando el órgano competente, y ante denuncias evidentes, lo considere necesario, podrá requerir al titular de la explotación la realización de una evaluación de la molestia por olores que genera, mediante la medición de las unidades de olor, de acuerdo con la norma UNE-EN 13725, limitándoles, en las zonas residenciales de afección, el percentil 98 de las medias horarias a lo largo de un año, a 5 uoE/m3 (unidad de olor europea).
En el supuesto sean superados los niveles de olor, la empresa presentará un proyecto que contemple medidas correctoras adicionales para minimizar la generación de compuestos olorosos. Previamente a la ejecución de este proyecto, se deberá contar con la aprobación de la Dirección General para el Cambio Climático.”
A través de la documentación recibida, resultado de la petición que inicia esta queja, y que se recibió el día 20 de julio, hemos podido conocer que la DGCA ha solicitado a la empresa Reyval la realización de estudio olfato métrico para conocer los niveles de olor en la planta y así poder evaluar si cumplen los condicionantes en cuanto a olores. Sabemos de la subjetividad en la percepción de olores, por lo que entendemos que una valoración objetiva es la de la medición de las emisiones difusas de componentes relacionados con esos olores, especialmente los disolventes. De todos modos, la determinación del valor de 5uoE/m3, nos parece excesiva, puesto que la empresa que realizó el estudio olfato métrico en 2009 ya apreciaba como necesario la determinación de la unidad de 1,5uoE/m3, como límite, puesto que la valoración de los olores perceptibles estarían incluidos en el nivel de “ofensividad alta” y que el limite debería establecerse en ese valor y no en el de 5, puesto que el tratamiento de aguas residuales está incluido como actividad dentro de este “criterio indicativo de inmisión” como de categoría 1.
 
Amb la col.laboració de:
la conselleria d'educació, investgació, cultura i esport.
Generalitat Valenciana