Burriana: Impaciente espera para el arranque de Arenal Sound 2017


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2017/8/161489_92624/1_M1.jpg
Publicidad
Fotografia /Galeria/2017/8/161489_92624/2_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/8/161489_92624/3_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/8/161489_92624/4_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/8/161489_92624/5_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/8/161489_92624/6_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/8/161489_92624/7_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/8/161489_92624/8_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/8/161489_92624/9_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/8/161489_92624/10_M1.jpg
La Plana al Dia | Burriana | Cultura | 01-08-2017
Impaciente espera para el arranque de Arenal Sound 2017

Ya llegó. Cuando despuntaba el día se abrieron las puertas de las zonas de acreditaciones y acampada del Arenal Sound. Algunos 'sounders' han llegado a hacer hasta cuarenta horas de cola a las puertas del recinto para ser los primeros en recoger la pulsera y buscar la mejor ubicación posible dentro del cámping.

Y es que cualquier cosa es poca para disfutar de lleno el festival más esperado del panorama español. A los cuatro 'sold out' consecutivos que lleva cosechados, en esta ocasión ha venido acompañado de un nuevo récord, el de la anticipación en colgar el 'no hay billetes'. Fue hace cuatro meses y es la mejor prueba no sólo de la confianza de los 'sounders' en la organización -los abonos se agotaron antes de conocerse el cartel definitivo-, sino que además varias decenas de miles de personas los adquirieron antes de acabar el pasado año.

Las colas fueron creciendo de manera exponencial a medida que caía la tarde y entraba la noche. El constante goteo de 'sounders' que se iban sumando a la cola fue la tónica general tanto para entrar en el cámping de Arenal como en el de Malvarrosa. El tiempo lo mataron de mil y una maneras. Unos con el móvil, otros jugando a cartas y muchos incluso pegando largas siestas para descansar del viaje.

Entre los 'sounders' que hicieron cola, los había de diferentes puntos de la Península Ibérica, e incluso de las Islas Canarias. Pero también de jóvenes de la provincia que aprovecharon la cercanía para ser de los primeros en acreditarse con la intención de buscar un buen lugar para plantar la tienda de campaña. De ello dependerá la mayor o menor comodidad para el resto de la semana y tanto las sombras como la proximidad a los pasillos son dos de los aspectos más codiciados.

A última hora de la tarde de ayer ya se contabilizaban por miles los 'souonders' que habían llegado a Burriana a lo largo de todo el día y a través de medios muy diversos. Unos con tren, otros en vehículos particulares. Muchos para pasar la semana en los cámpings, pero también los hubo que anticiparon la llegada para asentarse cómodamente en el apartamento contratado para esta semana y fueron éstos los que ya aprovecharon la tarde para darse un baño en la playa.