Burriana: ¡No tienen vergüenza!


 

Galería fotográfica

Fotografia /Gallery/27676_15619/1_M1.jpg
Publicidad
Fotografia /Gallery/27676_15619/2_M1.jpg
Fotografia /Gallery/27676_15619/3_M1.jpg
Fotografia /Gallery/27676_15619/4_M1.jpg
Fotografia /Gallery/27676_15619/5_M1.jpg
Fotografia /Gallery/27676_15619/6_M1.jpg
Fotografia /Gallery/27676_15619/7_M1.jpg
Fotografia /Gallery/27676_15619/8_M1.jpg
Fotografia /Gallery/27676_15619/9_M1.jpg
Fotografia /Gallery/27676_15619/10_M1.jpg
La Plana al Dia | Burriana | Fiestas | 22-03-2010
¡No tienen vergüenza!

Un año más en la mañana del 20 de Marzo, las flores que los falleros ofrendan a la Virgen de la Misericordia, fueron robadas dejando el tapiz completamente vacío. Este deleznable acto viene repitiéndose con total impunidad desde hace años. Desde bien temprano un rosario de personas llegan hasta el tapiz para llevarse, a manos llenas, los ramos que el día anterior con afecto y devoción, han depositado para la Virgen miles de falleros y falleras. Incluso gente con coches han parado este año para cargar con picas, cestas y ramos. Nadie absolutamente, impidió que volviese a pasar, la policía local no tiene ninguna orden de proteger el tapiz y las flores y la gente que debería ser la primera en mantener este maravilloso mosaico de flores para la Virgen, como vulgarmente se dice: “pasa olímpicamente”.
Hace años que desde este medio vengo denunciando lo que me parece una sinvergonzonería en grado supino y hasta el momento solo he recibido intentos de agresión por llamar la atención a los ladrones de flores y buenas palabras de los dirigentes de la fiesta pero sin solución alguna. Las flores, señoras y señores ladrones, son para la Virgen no para que ustedes se adornen su casa. Los falleros y falleras participamos con emoción en la ofrenda y queremos que nuestras flores sean para la Virgen y se mantengan allí. No estaría de más que nuestros dirigentes festivos y políticos tomaran cartas en el asunto y protegiesen el tapiz para que éste luciese durante unos días como muestra del afecto de las fallas a la patrona de Burriana.