Burriana: Los técnicos municipales dan un plazo de tres meses para que el Matadero Comarcal reduzca los niveles de amonio en las aguas residuales


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2012/7/68854_36537/1_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2012/7/68854_36537/2_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2012/7/68854_36537/3_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2012/7/68854_36537/4_M1.jpg
La Plana al Dia | Burriana | Agricultura y Medio Ambiente | 08-07-2012
Los técnicos municipales dan un plazo de tres meses para que el Matadero Comarcal reduzca los niveles de amonio en las aguas residuales

Las aguas que vierte el Matadero Comarcal a la red de alcantarillado general de Burriana siguen oliendo. A pesar de la inversión que ha venido realizando la empresa, si bien es cierto que se han eliminado los restos orgánicos, no lo es menos que el olor del agua residual es intenso. Y eso se debe, según los técnicos municipales, a una elevada concentración de amonio. Y un alto índice de este elemento fue lo que constataron los análisis que practicaron los técnicos de Facsa.

Así lo señaló la portavoz de Cibur, Mariola Aguilera, quien señaló que "el informe técnico advierte de una serie de medidas que hay que tomar, además de las que ya se han tomado. Las que ya se han ejecutado, les parece muy bien, pero no resuelven el problema del olor". Aguilera destacó que se han detectado unos parámetros "muy elevados" de amonio y advirtió que "eso no está solucionado". De ahí el plazo de tres meses que dan los técnicos para que la empresa "pueda tomar las medidas correctoras pertinentes".

La portavoz de Cibur señaló, al respecto, que "lamentablemente seguiremos teniendo los olores durante este verano, porque no se va a solucionar de inmediato, pero estamos en el buen camino" y añdió que espera "que los responsables del matadero, ahora que después de diez años se han dado cuenta de lo que están perjudicando a la ciudadanía de Burriana, hagan ese esfuerzo de más para acabar de solucionar el problema de los olores".

Eso supone que es más que probable que los olores van a persistir a lo largo de todo el verano, pero si se cumplen los plazos dados por los técnicos municipales para corregir los niveles de amonio, prácticamente coincidirá con el regreso al casco urbano de muchos vecinos que veranean en la zona marítima, cuando estará el problema solucionado definitivamente. No obstante, advirtió Aguilera, "espero que no hagan como hasta ahora de ir jugando con los plazos administrativos para ir alargando este tema y que en el mes de septiembre esté todo solucionado".
 
Amb la col.laboració de:
la conselleria d'educació, investgació, cultura i esport.
Generalitat Valenciana